Cambios de valores y cambios humanos frente a cambios tecnológicos

  • 21 de septiembre: Ernest García (Profesor de Economía Sostenible del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad del País Vasco).

Ernest comienza describiendo la situación de translimitación que estamos viviendo, según los últimos datos la humanidad ya ha superado sus límites y el colapso es más difícil de evitar, porque un nuevo equilibrio exigiría ahora una fase prolongada de decrecimiento, de des-desarrollo. No parece que la población se esté estabilizando con la suficiente rapidez, ni tampoco la ecoeficiencia esté actuando, por ello vamos a tener que enfrentarnos al decrecimiento.

¿Es esto una simple teoría de la catástrofe como otras muchas que han circulado siempre en la historia? Hay dos rasgos en la información acerca de la crisis ecológica que hacen que la podamos distinguir claramente de este tipo de teorías. La primera es la abundancia y refinamiento de los datos aportados por los científicos, y la segunda es el hecho de que últimamente ya no se habla de amenazas futuras: el daño ya está hecho, el lobo ya ha llegado.

Dos tercios de los servicios de la naturaleza están deteriorándose en el mundo. Repárese en el énfasis: no que están amenazados por un deterioro futuro, no que podrían llegar a deteriorarse, sino que ya lo están haciéndolo

Ernest García

Ernest García

No es una opción voluntaria, ni una idea a la cual nos podemos adherir o no, es un curso inevitable del cambio social impuesto por la naturaleza. Ni siquiera si encontrásemos fuentes de energía baratas y abundantes podríamos revertir el proceso. De hecho, lo peor que le podría pasar a la humanidad en estos momentos sería que encontrásemos dichas fuentes, ya que el sistema terminaría estallando por otro lado. Hemos vivido siglos de fe en el progreso, que ha consistido en creer que, si tenemos algún problema, lo resolveremos en el futuro con un cambio tecnológico o una revolución política. La crisis ecológica está cuestionando nuestra fe en este progreso.

¿Podemos alcanzar una civilización industrial basada en energías renovables? Ernest nos recuerda que la primera industrialización se basó en energías renovables, las primeras fábricas en el siglo XIX se movían con energía hidráulica. ¿Vamos a poder volver a una industrialización basada en estas fuentes de energía con 2000 millones de habitantes? ¿y con
9000…?

Es bueno empezar a limpiar la mente de telarañas y de ideas preconcebidas, en ese sentido recomienda la lectura de la literatura de “ciencia ficción decrecentista” que está empezando a surgir. La última reflexión de la charla de Ernest surge a raíz de una pregunta y es, al menos, alentadora. Incluso sin tener excesiva confianza en la bondad del ser humano, hay una característica que, desde luego, no se puede dejar de reconocer a nuestra especie: nuestra enorme capacidad de adaptación. El ser humano ha dado muestras de una gran capacidad de

adaptación como especie, somos, desde luego, capaces de cambiar muy rápido.


Documentación:

>> Vídeo y entrevista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: